#newsidebar-wrapper

miércoles, 26 de septiembre de 2012

Divide al Senado la iniciativa de Calderón


Inconstitucional, presentar los recursos preferentes, señala Bartlett.

La reforma laboral propuesta por Felipe Calderón mantiene dividido al Senado, donde PRD y PT están en pie de lucha para evitar que se apruebe, mientras que en el PRI varias voces se manifestaron en contra de avalar con tanta premura una modificación de esa magnitud.
Durante una reunión previa a la sesión, el senador priísta Omar Fayad advirtió a sus compañeros de bancada que de forma irresponsable y abusando de la iniciativa preferente, Calderón metió al PRI y al propio Enrique Peña Nieto en una trampa, ya que la ley puede afectar a los trabajadores, pero de no aprobarla los van a acusar de estar en contra de la transparencia sindical. Con él coincidió el también priísta y dirigente de la CROC, Isaías González Cuevas.
En tanto, el coordinador del PT, Manuel Bartlett Díaz, presentó una excitativa a la Junta de Coordinación Política para que se discuta de inmediato su propuesta de desechar las dos reformas preferentes del Ejecutivo federal, toda vez que el proceso es inconstitucional. Es una propuesta que presentó el pasado 18 de septiembre y que está detenida en la Junta de Coordinación.

Resaltó que la reforma al artículo 71 constitucional, que dio al Ejecutivo la facultad de presentar dos iniciativas con carácter preferente al inicio de cada periodo de sesiones del Congreso, estableció que se requería de un artículo transitorio para echar a andar ese ordenamiento.

El Congreso no lo ha hecho, insistió, por lo que no se puede dar trámite a las dos reformas de Calderón. De hacerlo, se violan los principios de legalidad, seguridad jurídica y estricto derecho, dando como resultado una ley inconstitucional que puede ser impugnada por los particulares a través de juicios de amparo de las entidades federativas por medio de la controversia constitucional y de los mismos legisladores a través de la acción de inconstitucionalidad, asentó.

Bartlett Díaz dijo que no se puede dar un trámite preferente no establecido en la ley orgánica del Congreso de la Unión, ni tratar de suplir la falta de regulación creando una comisión transitoria para una materia que corresponde conocer a una comisión ordinaria.

Por otra parte, aunque en la negociación sobre la instalación de las 59 comisiones aún hay un estira y afloja, ayer se aprobó de urgencia conformar las de Hacienda y Estudios Legislativos, que dictaminarán la reforma preferente de Calderón en materia de transparencia en el manejo de recursos públicos de estados y municipios.

Ambas se repartieron entre el PRI y el PAN. El priísta José Francisco Yunes Zorrilla presidirá la de Hacienda; la de Estudios Legislativos hasta ayer la peleaban cuatro panistas, entre ellos Francisco Domínguez Sirvién. El PRI se queda con Gobernación, que presidirá Cristina Díaz; Puntos Constitucionales será posiblemente para Omar Fayad.

Fuente: La Jornada
Imprimir Nota

No hay comentarios: